Bajada de los hdd SSD en 2012

El mayorista Activa2mil prevé que el segmento de los discos duros de estado sólido (SSD) crezca alrededor del 16% en 2012, mientras que sus precios bajarán alrededor del 30%. Es decir, en el próximo ejercicio se espera una explosión de este tipo de dispositivos.
Por ello, el mayorista ha apostado firmemente por estos productos, que están sustituyendo a los discos duros tradicionales, y que se configuran como la gran herramienta para acelerar el arranque de equipos y como almacenamiento masivo de todo tipo de archivos. Activa2mil ya trabaja con Intel, Kingston, Samsung y OCZ, por lo que cuenta en su catálogo con más de 50 modelos diferentes de discos SSD.
A este respecto, Juan Sanz, director de Marketing de Activa 2mil, explica que “durante el 2012, previsiblemente durante el primer semestre, veremos cómo los precios descenderán notablemente hasta alcanzar la barrera psicológica del 1GB = 1euro. A partir de ese momento, las ventas crecerán notablemente, también en base a las nuevas tecnologías”.
Y es que, entre otras virtudes, los dispositivos SSD (Solid Disk Drive) se diferencian de los tradicionales por ofrecer mayor rapidez tanto en la transferencia de información como en su funcionamiento y una mayor resistencia al ser menos susceptibles a los golpes. Igualmente, son prácticamente silenciosos al no disponer de partes mecánicas.

Internet Explorer 9 updates silenciosos..

http://www.muywindows.com/2011/12/27/internet-explorer-se-actualizara-automaticamente

Una de las mayores pesadillas de seguridad para Microsoft, reconocida por ellos en repetidas ocasiones, son las versiones desactualizadas de Internet Explorer. La simple presencia (muy amplia) de Internet Explorer 6 en el ecosistema Windows es responsable de una gran parte de los problemas de seguridad a los que deben hacer frente los usuarios de este sistema operativo cuando navegan por Internet.

En un post del blog oficial de Microsoft para Internet Explorer la compañía ha anunciado que a partir de ahora las actualizaciones del navegador serán automáticas para los usuarios de Windows. Esta actualización se realizará a través de Windows Update, por lo que podremos configurar (al igual que con otras actualizaciones) si queremos que los cambios se hagan de forma automática, que se nos pida confirmación o simplemente que no se realicen.

Los Internet Explorer pasarán a la siguiente versión (si la hubiera) de forma automática. El proceso comenzará en enero para los usuarios de Windows de Australia y de Brasil. Con esta iniciativa Microsoft reacciona ante la lenta actualización que se produce en usuarios pero sobre todo en empresas, que aún se mantienen en versiones antiguas muchas veces por la vieja táctica de lo “malo conocido”. Solo que en esta ocasión lo malo conocido es rematadamente malo.

Uno de los grandes coladeros en Internet es actualmente la ingeniería social y solamente las últimas versiones de Internet Explorer ofrecen alguna protección eficaz. Según el informe Security Intelligence Report de Microsoft es una de las grandes amenazas actuales.

Tal y como apuntan en Microsoft las actualizaciones automáticas también serán buenas para los desarrolladores, que podrán dejar de tener en cuenta las peculiaridades de las versiones más antiguas de los navegadores a la hora de diseñar páginas o desarrollar aplicaciones web. Para aquellos que por alguna razón quieran impedir estas actualizaciones, además de con Windows Update, Microsoft proporciona bloqueadores de la actualización para Explorer 8 y Explorer 9.